Azúcar: el patrono de los médicos, hospitales y farmacéuticas

07 sep Azúcar: el patrono de los médicos, hospitales y farmacéuticas

Desde tiempos inmemorables se conoce que el azúcar no debe formar parte de la dieta regular, sin embargo cuando se menciona el azúcar, muchos de los médicos a nivel mundial indican que un consumo “moderado” no es dañino, y hasta cierto punto es “bueno”.

 

Lamentablemente, esto no es verdad, el azúcar en todas sus formas (e.g. panela, melaza, azúcar blanca o morena, miel de abeja) esta compuesta de sacarosa, un disacárido que contiene glucosa y fructosa. Para el cual no existe adaptación biológica en ningún tipo de mamífero, incluido el ser humano.

 

Sin entrar en mucho detalle bioquímico, hoy se conoce que la dosis tóxica de azúcar es un gramo por día.   En esta dosis, el ser humano pierde la capacidad de asimilación para proteínas, vitaminas, minerales y grasas, en vista que el azúcar se asimila de manera muy rápida y mucho antes de la proteína. De tal forma que, si una persona ingiere azúcar y también ingiere proteínas, vitaminas o minerales en su dieta diaria, lo primero que su cuerpo asimila es el azúcar. Por lo tanto, para cuando las proteínas, vitaminas y minerales han sido reducidas a sus moléculas más simples en el estómago, y están listas para penetrar al intestino delgado, se encuentran con una disminución en le cantidad de enzimas y por lo tanto no son asimiladas.   El azúcar contribuye a la disminución de las enzimas digestivas.

 

Es por esta razón que podemos decir que, una persona que consume azúcar es y será una persona muerta de hambre. Si una persona no recibe una adecuada alimentación, difícilmente podrá estar libre de enfermedades y seguramente va a envejecer mucho mas rápido.

 

Por lo tanto, la clave para tener una buena salud, libre de enfermedades y mantener una vida sana y longeva, es fundamental suprimir el consumo de azúcar y sus derivados, por el resto de la vida de la persona.

 

Bibiliografia de Interés:

http://www.monografias.com/trabajos50/efectos-azucar/efectos-azucar.shtml