30 sep Aspartame: Un Edulcorante Seguro e Inocuo para la Salud de los Seres Humanos

Autor:   Dra. Evelyn Vargas-Machuca M., MD

Fecha: Septiembre 2014

El aspartame es un edulcorante que fue sintetizado por primera vez en 1965 y desde que fue introducido al público en 1981, ha sido ampliamente criticado e incluso considerado cancerígeno. Sin embargo, hasta el día de hoy estudios a nivel mundial, han confirmado que el uso de aspartame es seguro y no impone ningún riesgo para la salud.

El aspartame, es un éster de metilo compuesto por un dipéptido de ácido aspártico y fenilalanina. Estos dos amino ácidos son inclusive fundamentales para la vida de los seres humanos, al ser factores esenciales del metabolismo protético. Que al ingresar al organismo, se descomponen en ácido aspártico, fenilalanina y metanol. Los mismos que se utilizarán en los procesos normales del cuerpo, sin nunca acumularse dentro del mismo.   Cabe mencionar además, que la cantidad de estos componentes es muy baja en relación al elevado contenido de fenilalanina y ácido aspártico que tienen otros alimentos, como en el caso de un vaso de leche (e.g. 6 veces más que una soda dietética), o al elevado contenido de metanol que se encuentra en un vaso de jugo de tomate (e.g. 13 veces más que una soda dietética); y de estas verdades nadie se ha quejado.

Igualmente, es importante recalcar, que el aspartame como tal no puede ser asimilado, ya que no penetra al torrente sanguíneo sin previamente haber sido descompuesto en ácido aspártico, fenilalanina y metanol, de tal forma que, el aspartame es incapaz de afectar a cualquier órgano interno. En lo que respecta al análisis del aspartame, este edulcorante ha sido sometido a extensa investigación por más de tres décadas, y en más de 200 estudios la conclusión ha sido la misma: el aspartame es seguro para el consumo humano.

El Aspartame inocuo para la salud

Este edulcorante ha sido analizado por: la FDA, la Joint Expert Comittee of Food Aditives (JECFA), el Food and Agriculture Administration, la Organización Mundial de la Salud y en Europa el Committee on Food of the European Comission. A esto se incluyen también la Asociación Médica Norteamericana y La Asociación Norteamericana contra la Diabetes.

Por otro lado, es interesante notar que las quejas y reclamos contra el aspartame surgieron a partir de 1981 haciendo un pico en 1985, fecha en la cual los reclamos cesaron debido a que los 597 casos anecdóticos revisados por la FDA y los centros para el control de la enfermedad CDC, nunca condujeron a patologías precisas y muchas fueron quejas falsas.   Desde entonces, el aspartame se a comercializado a nivel mundial, y organismos como La Autoridad en Seguridad Alimenticia Europea, o los servicios de salud Británicos, permiten la libre venta de este edulcorante en sus territorios. Por otro lado, sin tener que revisar la literatura a fondo, es lógico pensar también que, si verdaderamente el aspartame fuera tan cancerígeno, como equivocadamente se promulga, ¡¿no deberíamos estar afectados por una pandemia de cáncer?!. No, esta tragedia no ha ocurrido.

Cabe además recalcar que, no existe ninguna persona en el mundo que no consuma aspartame diariamente.   Ya que, el aspartame se encuentra en los dentífricos, el jarabe para la tos, la goma de mascar, el enjuague bucal y más de 6000 otros productos de uso común.

Del mismo modo, el aspartame es uno de los edulcorantes que tiene el valor más alto de ingesta diaria aceptable (ADI por sus siglas en Inglés): 40mg/kg de peso. Es decir que, un adulto de 70 kilos que consuma 14 botellas de un litro de soda dietética todos los días, estará todavía muy por debajo de este límite.

Actualmente, el mundo padece de graves problemas de salud, que en muchas personas se presentan a manera de enfermedades involutivas (i.e. obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer y otros procesos degenerativos). Estos problemas son cada vez más comunes y afectan a hombres y mujeres en edades más tempranas.   Hoy en día, sabemos que muchos de estos problemas no son nada más que signos y síntomas del envejecimiento prematuro, complicado por nuestra precaria nutrición y el consumo de azúcar, lácteos y sus derivados. Es así que, ya es tiempo de palpar la realidad que nos rodea y observar que las variadas y complejas vicisitudes de nuestra mala salud, son el resultado del consumo de azúcar y lácteos. Contra las cuales nadie se atreve a levantar una palabra de oposición y sin embargo, su consumo contribuye a la manifestación de todas las enfermedades involutivas

Aquellas quejas infundadas contra el Aspartame y reportadas por varios medios de información, causan grave daño para aquellas personas que padecen de problemas de salud de orden metabólico. En quienes, el uso de Aspartame u otros edulcorantes, como también una dieta rica de nutrientes como son el Alen®, Eveliza® o Eveliza Sin Gluten®, serían de gran beneficio para su salud y su vida.

Las anécdotas sobre el aspartame y su supuesta relación con enfermedades, han probado únicamente que: “las quejas que se han hecho – y que son muy reportadas por los medios de comunicación- están haciendo mucho daño al publico”, como lo manifestó la autoridad en salud alimentaria de Nueva Zelanda en el 2007. Además, en su gran mayoría estos reclamos son falsos, y no hay evidencia científica de que el aspartame cause ninguna enfermedad. Aquellas personas autoras de estas quejas no son médicos, ni científicos y no tienen credenciales académicas. Incluso, estos pseudo-científicos no tienen ningún respaldo valorable que defienda sus quejas. Es así que, todo edulcorante es una buena opción para desterrar el uso del azúcar, pudiendo incluso decir que el consumo de edulcorantes ya lleva más de tres décadas en el paladar de millones de seres humanos, sin nunca haberse comprobado que su ingesta produzca ningún tipo de alteración a la salud.   Por otro lado, también es importante mencionar, que hay que ser muy precavidos al adquirir edulcorantes, ya que muchos de ellos, como la sucralosa o la fructosa, se expenden de forma libre como edulcorantes pero NO lo son.

FDA Statement on European Aspartame Study

http://www.fda.gov/food/ingredientspackaginglabeling/foodadditivesingredients/ucm208580.htm

New Zealand Food Safety Authority

http://www.foodsafety.govt.nz/elibrary/industry/Food_Safety-Zealand_Nzfsa.htm

Organizaciones que concluyen que el Aspartame es seguro. Del Calorie Control Council

http://www.caloriecontrol.org/pressrelease/study-reaffirms-the-safety-of-aspartame